No me gustan las carreteras de Venezuela. Todas ellas - incluso las que dicen ser autopistas, parecen arrastrar pleitos legendarios con la miseria y la muerte. Cada curva es dueña de una historia triste; Familias decapitadas, hombres calcinados, autobuses sin frenos o teenagers borrachos cuya camioneta -ultimo modelo- se desintegro tras el coñazo. Las animas inconscientes se confunden con los vendedores ambulantes; la voz de la chama asfixiada por un airbag se mezcla con el grito de un niño buhonero que sostiene sobre su cabeza una caja de Cocosetes. En Venezuela el infortunio no es tal. Allí el azar tiene malicia, la suerte esta amañada. Todos los días en todos los diarios aparece la noticia de algún desafortunado cuyo vehículo salto por un barranco, se metió debajo de una gandula o, dormido salto las defensas de piedra e impacto contra una familia que, en sentido contrario venia de una primera comunión. El viaje por carretera -la tentación de la muerte-.

Blue Label / Etiqueta Azul

(via sr-ojitosverdes)
View quote
  • hace 1 día
  • 18

Quien te conoce bien sabe que te ocurre algo, aunque tú se lo niegues.

View text
  • hace 6 días
  • 29555
View photo
  • hace 1 semana
  • 394
View photo
  • hace 1 semana
  • 361
View photo
  • hace 1 semana
  • 414
View photo
  • hace 1 semana
  • 945
View photo
  • hace 1 semana
  • 1911
View photo
  • hace 1 semana
  • 24
View photo
  • hace 1 semana
  • 60
View photo
  • hace 2 semanas
  • 115
x